jueves, 17 de noviembre de 2011

video
Como una obra para no videntes, donde el tacto es el protagonista acariciando la superficie.. esta pintura matérica aborda el tema "Ciudad", de lo áspero a lo liso, de lo rugoso a lo cálido, de lo raro a lo sencillo, de la luz a la penumbra, del amor al olvido, de lo casual a lo inesperado, de lo amable a lo desparejo, lo severo, la concentracion, los deshechos, la muerte. Las texturas se superponen y apropian de ese Universo de cemento donde vive casi sutilmente el "Hombre". La Ciudad cobija a todos x igual y contempla todas sus variadas formas. Mudo testigo de sus sentires y emociones, tortuoso camino de regreso a casa, de reencontrarse consigo mismo. Un desordenado lugar para vivir, un sitio para sentir. La apariencia de lo que se ve, la textura de lo que se vive.